up

Te prometo que no lloraras de nuevo..

Soy de las que quiere hacer muchas cosas, pero a la final no termino haciendo nada!

Cuentan que hace muchísimos años se reunieron algunos sentimientos y algunas cualidades del ser humano. Cuando el Aburrimiento bostezaba por tercera vez, la Locura propuso: “-¡Vamos a jugar a las escondidas!” La Intriga se levantó extrañada y la Curiosidad, sin poder contenerse preguntó: “-¿A las escondidas?, ¿Y eso cómo es?”. “Es un juego en donde yo me tapo la cara y comienzo a contar desde el uno al cien, mientras ustedes se esconden. Cuando termine de contar los buscaré hasta que los encuentre”, explicó la Locura. El Entusiasmo bailó contento y la Alegría dio tantos saltos que terminó de convencer a la Duda e, incluso a la Indiferencia, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse. ¿Para qué, si siempre la encontraban? La Soberbia pensó que era un juego muy tonto pero, lo que le molestaba era que la idea no había salido de ella. Y la Cobardía prefirió no arriesgarse. La Locura rápidamente comenzó a contar. La primera en esconderse fue la Pereza que, como siempre se dejó caer en la primera piedra que encontró. La Envidia se fue detrás del Triunfo, quién con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse, pues cada sitio le parecía maravilloso para alguno de sus amigos y se los cedía. Por fin, después de pensar primero en todos, terminó ocultándose en un rayito de sol. El Egoísmo en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, sólo para él. La Mentira se escondió detrás de un arcoiris y la Pasión y el Deseo entre unos volcanes. Cuando la Locura ya casi terminaba de contar, el Amor aún no había encontrado un sitio para esconderse, pues todo ya estaba ocupado. Hasta que al fin vio un rosal y decidió esconderse entre sus flores. -“¡Cien!”, dijo la Locura y comenzó a buscar… La primera en aparecer fue la Pereza, que estaba solo a tres pasos. A la Pasión y el Deseo los sintió en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a la Envidia y claro, también al Triunfo. Al Egoísmo no tuvo que ni buscarlo, pues él solito salió de su escondite, que resultó ser un nido de avispas. La Locura, de tanto caminar, sintió sed y al acercarse al lago, descubrió a la Belleza. Encontrar a la Duda fue mucho más fácil, ya que halló sentada aún sin poder decidir a dónde se iba a esconder. Así fue encontrando a todos. Pero solo el Amor no aparecía por ningún lado. Entonces, buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo de la tierra, en las cimas de las montañas y, cuando estaba por darse por vencida, vio el rosal. Tomó una pequeña vara y comenzó a mover fuertemente las ramas. De pronto, escuchó un doloroso grito, porque las espinas habían herido los ojos del Amor. La Locura no sabía qué hacer para disculparse, así que lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió acompañarlo para siempre. Desde entonces, se dice que el Amor es ciego y va guiado siempre por la Locura.

el-espejo-miente:

sleeeepwalker:

quiero-llevarte-pamarte:

tepaseo-conamor:

idrowninmylies:

catarsisanimal:

porquenomeamai-csm:

dinosauriosdecoloresvoladores:

mi cuento favorito <3 

LO LEÍ ENTERO CSM :””’) HERMOSA LA WEA LAS CAGO ♥

Magnifico …

lo leí este año xd

ohhh la wea hermosa(:

oooooooooooooooooooo le doi 20 generaciones al wn o wna que hizo esta wea <3

Oooh que hermoooso*-*

La primera vez que lo vi, me dio flojera leerlo, pero les juro que es hermoso.

ㅠㅠ

(Fuente: iamyourboyfriend)

¿Te imaginas pasar una noche entre mis brazos? Mientras te cuento al oído una historia bizarra, o cualquier otra tontería solamente para escuchar tu risa. Acariciar cuidadosamente tus mejillas, tu cuello y luego simplemente mirarte a los ojos, mientras me acerco hasta topar tu nariz con la mía. Sonrisas inocentes, sonrisas entre besos. Podemos vestir pijamas ridículas, preparar galletas de la forma que tú quieras y ver tu película favorita toda la noche. Podemos hacer una casita de sábanas y empezar a contarnos muchos de nuestros secretos. Podemos reír o llorar si tú quieres, desahogarnos. Podemos hacer mil cosas en este mundo mío y tuyo, pero siempre y cuando amanezcas a mi lado.

(Fuente: imperfect-freedom)